Más de 100 años de BeA: Una historia de éxito dinámico

Inicio sencillo

La empresa Joh. Friedrich Behrens inició en 1910 en el puerto de Hamburgo. Allí, Johann Friedrich Behrens fundó una empresa de importación y exportación. Aunque inicialmente tuvo éxito, en el año 1945 posterior a la guerra, poco quedaba de la empresa. Algunos rollos de cable, una grapadora y un archivo de clientes constituyeron el alma de la empresa.

Producción posguerra

Solo después de la guerra Joh. Friedrich Behrens puedo expandir la empresa para incluir la producción. Carl Backhaus y Hans Rodmann, dos hombres de negocios, compraron la empresa por 20.000 antiguos Marcos del Reich (Reichsmark). En un movimiento revolucionario para aquella época, los dos nuevos propietarios dieron a los trabajadores y empleados amplios derechos de participación en la empresa, que más tarde pasó a la historia como el modelo Ahrensburg.

En 1951, los nuevos propietarios trasladaron la sede de la empresa a Ahrensburg. La capacidad de producción en masa creció, así también lo hizo la demanda de tecnologías de fijación. Lo que hasta ese entonces era Bea se expandió rápidamente con un suministro de grapas y grapadoras, seguido posteriormente por clavadoras neumáticas.

Crecimiento mundial

El personal aumentó de treinta empleados en 1951, a más de 400 profesionales en los años setenta. Aunque nuestros cifras han crecido, lo que no ha cambiado es el compromiso de BeA con la innovación, el servicio y la excelencia tecnológica.

Consciente de que los buenos productos por sí solos no son suficientes, BeA es un socio confiable para nuestros clientes. Durante nuestros más de 100 años hemos invertido considerablemente, en la tecnología y trabajadores, con el fin de apoyar los productos y los servicios que marcan tendencia. La proximidad del cliente con el personal motivado de BeA en el sector genera confianza y da a BeA importante retroalimentación, que puede incorporarse en nuevos productos como innovaciones técnicas.

BeA en la actualidad

La empresa Joh. Friedrich Behrens fundada en 1910, en sus más de 100 años de historia, se ha convertido en un grupo de empresas de ámbito mundial. En la actualidad, la marca BeA es sinónimo de tecnologías de fijación profesional. El grupo BeA produce para la industria automotriz y mueblera, la construcción de viviendas prefabricadas, la industria de empacado y el comercio. Como una marca moderna con productos líderes en el mercado, podemos lograr cosas que nuestros fundadores de la empresa jamás hubieran podido imaginar, como la ejecución de todas nuestras máquinas a través de tres millones de ciclos de operación antes de que sean cada vez enviados fuera.

Los 100 años de BeA están representados por las tecnologías innovadoras que establecen las normas para las tecnologías de fijación.

100-years-small